Pitman Training

Monthly Archives: February 2015

Como usar las Redes Sociales para encontrar Trabajo

Como usar las Redes Sociales para encontrar Trabajo

Cada día son más las empresa que acuden a las redes sociales a la hora de cubrir un puesto de trabajo, bien sea de manera directa para hacer llegar sus ofertas de empleo a los posibles candidatos o para buscar información de los candidatos antes de proceder a su contratación.
El uso de las redes sociales por parte de las empresas para buscar trabajadores sigue incrementándose. Especialmente a la hora de seleccionar personas para puestos de cierta relevancia o cualificados.
Aquí tenéis algunos datos:

  • El 92% de las empresas ya usan o piensan usar las redes sociales para seleccionar futuros empleados
  • El 43% de las empresas que usan las redes sociales ha observado un aumento en la calidad de los candidatos
  • El 73% de las empresas ha seleccionado al candidato final a través de alguna red social

¿Que hemos de hacer para aprovechar las oportunidades que ofrecen las redes sociales a la hora de encontrar trabajo o mejorar nuestra situación laboral?
Presencia en las redes sociales: Lo primero, lógicamente, es tener presencia en las redes sociales si es que aún no estamos. Deberíamos estar presentes al menos en redes sociales de carácter general como Facebook y twitter, y especialmente en redes profesionales como LinkedIn. También es conveniente buscar si hay alguna red social concreta relacionada con nuestro perfil profesional. Por ejemplo, si buscamos un puesto de trabajo como fotógrafo, deberíamos buscar si existe alguna red social profesional de fotógrafos, darnos de alta y participar activamente en ella

Perfiles actualizados: Es necesario mantener nuestro perfil, en cada una de las redes sociales en las que participemos, actualizado.

  • Esto incluye nuestro perfil profesional o CV, más aun si lo tenemos publicado en Internet
  • ¿Tienes blog? Mantenlo actualizado.
  • Mucho cuidado a la hora de diseñar el perfil de privacidad, sobre todo de tus perfiles profesionales. No queremos al director de recursos humanos de una empresa en la que nos interesa trabajar viendo las fotos de la fiesta de fin de año disfrazados de Drag queen, Verdad?
  • Sube una foto en la que se vea claramente tu cara. La fotografía que pongas en tu perfil añadirá autenticidad e inspirará confianza.


Reputación online:
 Sin duda uno de los temas primordiales.

  • Lo primero que tienes que hacer es ver que hay publicado en la red sobre ti. Lo que tú veas lo verá la empresa que esté pensando en contratarte. revisa post y comentarios anteriores que hayas podido hacer en blogs o foros por si en el pasado hubieras publicado algo que ahora pueda perjudicarte.
  • Intenta que tus conocidos, familiares y personas o empresas con las que has trabajado anteriormente hagan comentarios o escriban sobre tu profesionalidad y buen hacer. Esto mejorará considerablemente tu reputación online y te ayudara a posicionarte mejor de cara a conseguir el trabajo que buscas ¿Cómo haces esto? Puedes escribir un post en tu blog sobre alguno de los trabajos que hayas hecho o participado y pedirle a tus compañeros, jefes… que hagan algún comentario; puedes pedirles que escriban en tu perfil de Facebook acerca de tus cualidades como persona, etc.
  • También puedes escribir tweets sobre actividades que desarrolles, profesionales o no, que añadan valor a tu persona. Por ejemplo, si haces algún tipo de trabajo voluntario, publícalo y pide a tus seguidores que te RT… todo esto contribuye a aumentar tu presencia en la red y a mejorar tu reputación online.
  • Si tienes cartas, emails de recomendación o agradecimiento por algún trabajo realizado publícalas en tu blog y en tu perfil profesional.

Recuerda que las empresas cuando busquen información sobre ti tendrán acceso a todo esto.
Búsqueda activa de empleo: No te limites a buscar y contestar a las ofertas de trabajo que se publican en las redes sociales o publicar en tu muro de Facebook, tuitear… que estás buscando trabajo .

  • Lo mejor a la hora de buscar empleo a través de las redes sociales es hacerlo de manera sutil. Mejor no usar expresiones como busco trabajo o necesito un empleo. Trata de ampliar tu red de contactos usando las redes sociales en las que estés presente con personas que puedan ayudarte a encontrar el trabajo que deseas.
  • Ten mucho cuidado a la hora de buscar un nuevo empleo si ya estás trabajando. Lo puede ver tu actual empresa y puede crearte problemas, salvo, claro está, que lo usemos como una estrategia para que nuestra empresa sepa que estamos pensando cambiar de trabajo y conseguir con ello alguna mejora en nuestra situación laboral: subida de sueldo, ascenso, etc.
  • Si se está en paro lo mejor es pasar a la acción y realizar una búsqueda activa. Si estás interesado en trabajar en alguna empresa en concreto, síguela en twitter y hazte fan de su página en Facebook e intenta entrar en conversación. Lo mismo sirve si nuestro interés está centrado en algún sector en concreto. En este caso lo mejor es unirse a grupos, foros, etc en los que se discutan de temas relacionados. Lo importante es dejarnos ver, participar en las discusiones aportando valor, etc.
  • Empieza por la red social en la que mejor te desenvuelvas y tengas una mayor presencia. Revisa tus contactos actuales para ver si alguno puede servirte de contacto con alguna empresa en la que te interese trabajar. En twitter trata de seguir a profesionales de tu mismo sector y nivel y a aquellas empresas en las que te puede interesar trabajar.
  • Trata de encontrar a las personas que pueden serte de ayuda a la hora de que tu CV sea tenido en cuenta en las empresas en las que te interesa trabajar. Busca llegar a ellas a través de tus actuales contactos o estableciendo nuevos.

Fuente: http://empleoytrabajo.org/

La entrevista de trabajo

La entrevista de trabajo

Es posiblemente el último paso que has de superar antes de conseguir el trabajo por el que tanto has luchado. Afronta la entrevista con optimismo, ten en cuenta que perteneces a ese pequeño grupo de candidatos preseleccionados por la empresa para cubrir su oferta de empleo, tu CV y la carta de presentación han surtido efecto. Ahora solo tienes que confirmar en la entrevista que eres la mejor opción para el puesto y ,si acaso, disipar las dudas que pudieran tener sobre ti.
Es tu momento, no lo tomes como un examen, sino como una oportunidad de mejorar tu posición.

Aquí te dejo unos consejos que pueden ayudarte a superar la entrevista de trabajo con éxito

1.- Prepara la entrevista minuciosamente:
No es el momento de dejar las cosas al azar.

  • Infórmate todo lo que puedas de la empresa. Es muy posible que te pregunte qué sabes de la empresa. Usa las redes sociales.
  • Lleva el currículum y conócelo perfectamente. Ni se te ocurra mentir sobre tu historial
  • Haz una relación de tus puntos débiles y prepara argumentos para defenderlos.
  • Cuida tu apariencia: Ponte algo con lo que te sientas cómodo y te favorezca.
  • Ve solo, lo contrario denotaría inseguridad.
  • Se puntual. Llegar con 10 minutos de antelación tampoco está mal.

2.- En la Entrevista: Compórtate con naturalidad y educación y trata de causar buena impresión. La primera impresión es muy importante. Es sabido que muchos empresarios deciden sobre la idoneidad de un candidato basándose en esa primera impresión.

  • Saluda al entrevistador de manera formal:  Espera a que el entrevistador extienda la mano, estrecha su mano con decisión, sonríe y mirale a los ojos.
  • No te sientes hasta que te lo ofrezcan. siéntate derecho/a, ni al borde de la silla (inseguridad), ni acostado (falta de respeto). procura estar confortable. No pongas los codos encima de la mesa y no cruces los brazos, puede parecer que estás a la defensiva.
  • Muestrate atento y simpático, pero no tutees si no te lo indican.
  • Evita ponerte nervioso y los gestos que lo indiquen como morderte las uñas, golpear con el bolígrafo en la mesa, agitarte en el asiento…
  • Mira al entrevistador a los ojos, pero sin intimidar.
  • Deja que él tome la iniciativa y no interrumpas
  • Piensa antes de contestar. Responde clara y brevemente, y no esperes demasiado para responder, te hará parecer distraido.
  • No respondas con evasivas, ni con monosílabos y no uses expresiones tajantes del tipo “siempre”, “jamás”, ni coletillas “osea”, “vale?”, “bueno”…
  • Cuida tu lenguaje. No uses palabras rebuscadas y di siempre la verdad.
  • No te muestres agresivo, pero tampoco excesivamente sensible.
  • Prepara un pequeño “discurso” por si te preguntan sobre ti mismo. Haz hincapié en tus puntos fuertes y en tus logros. Habla también de tus fracasos, eso denota que lo has intentado y no te arrepientes ni te avergüenzas.
  • Muéstrate entusiasmado por el trabajo y por la empresa.
  • No hables mal de otras empresas en las que hayas trabajado ni critiques atus compañeros de trabajo o jefes anteriores.
  • No te niegues a responder preguntas. Si te hacen una pregunta de carácter privado responde con educación “Que ese es un asunto de carácter privado del que no te parece adecuado hablar con una persona con la que no tienes la suficiente intimidad y confianza” Dilo con seriedad pero no con agresividad. Estas preguntas valoran tu control emocional.
  • Si acabas de terminar tus estudios di “estoy disponible para trabajar y dispuesto a poner en práctica todos los conocimientos que he adquirido en mis estudios. “
  • Pregunta cualquier duda que tengas sobre el puesto de trabajo, la empresa, etc. eso muestra interés, aparte de serte útil a la hora de decidirte.
  • Por último, muestra tu agradecimiento al entrevistador y despídete cordialmente.

Solo nos queda desearte suerte y decirte que en caso de que en esta ocasión no seas seleccionado no te desmoralices y procura aprender de la experiencia. Analiza el proceso y procura mejorar aquello que hayas podido hacer mal.
Fuente: Tablondeanuncios.com